lunes, 28 de julio de 2008

Un día de playa II

Cantaba’l ilustre Paco Ibáñez: “Juventud, divino tesoro, ya te vas para no volver. Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces, lloro sin querer”
¡Y que razón tienen Paco Ibáñez y Rubén Darío, los dos!
Si paráis un poco y lo pensáis, podemos comprobalo de delles formes: Trabayu mas o menos estable, lo mesmo que la pareya (estos dos casos dependen un poco de cómo hallas invertio’l tiempu en estayes anteriores) Mal que bien, un cochucu que te valla llevando d’equí p’alla. La independencia del “tapergüere” importante, y eses resaques que ya nun duren un par d’hores o tres, mas bien un par de díes; o si lo ficiste bien, un par de selmanes (la segunda pasesla arrepintiéndote y asegurándote que nun vuelves beber) ¿Cuantes suañabais practicar sexu un día tres d’otru? ¡Je! Agora, que sele pasen los díes y cuanto queda pal sábadu.

¿Y la sombrilla? ¿Qué me decís de la sombrilla? Llegaba’l branu y yeremos incapaces de pensar en dir a la playa cargando cola tediosa, insidiosa y vieyuna sombrilla Aquella baxo la que to madre te obligaba a metete pa que nun quemases, y llegaba l’adolescencía y la mocedá y quemabes ¡pero la sombrilla nin pol forru! Y agora...
Agora, ¿onde voi ensin sombrilla? Lo que nun termino de atalantar, ye que sigo quemando, paso’l día debaxu la sombrilla y sigo quemando. Y por supuestu, como se m’escaeza la sombrilla yo nun voi a la playa. Menos mal que llega’l mes de xunu y si coincide que esa temporada tengo cochucu, pues ya nun sal la sombrilla del maleteru hasta’l mes d’ochobre.
Snif... “Juventud, divino tesoro, ya te vas para no volver. Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces, lloro sin querer”

martes, 22 de julio de 2008

Una hestoria de fantasmes

Cuenten les mas vieyes, que de xemes en cuandu se la ve aparecer. Que llega siempre cola borrina y ensin facer ruiu; a lo sumo, un llonxanu valar llastimeru que tal parez el llorar d'un neñu.
Falen, que va cuanta ya, que'l pastor, o pastora te diré, diola por perdía. Que nun yera a sacar provechu d'ella vamos. Y ella, llista como un demoniu, aprovechó pa desaparecer un día.
Dicen que la vieron esguilar monte arriba como si dalguien la escorriese y que cuando-y quisieron echar el altu, que nin pa tras.
Bilordien, que agora mas que cabra, ye pantasma cabrona que xuega coles piedres ente los picos d'uropa.


viernes, 18 de julio de 2008

Por fin nos llego la hora

Ya van unos cuantos años, que “En Forma Sacabera” quier conquistar el espaciu al travies de la banda sonora del planeta azul. Lo que nun tienen claro, ye qu’espaciu quieren conquistar; si el sidral, entendiendo por esti, el exterior o quiciaves el interior, el que tien que ver cola mecánica de les radios. El casu ye que materia pa conseguilo nunca-yos faltó, tolo contrario. Igual ye esti el motivu y por eso mesmo nun saben canalizar bien el so mensaxe, siguiendo por ello na periferia del dial. Nel centru permanente de la llingua nes ondes. Y constanos que tan nel so mediu. A gusto. Lo que pasa, ye qu’estes sacaberes del sieglu XXI, siempre aspiraron a mas y porsupuestu nunca escatimaron esfuerzos.
¡Pero agora llega el momentu!
Garrando al toreru de los güevos, decidense a poner remediu a les solombres acustiques qu’ensordecen al mundu y pa ello, engólense no mas alto de la antena trasmisora y glayen, mas bien canten, al mieu y al vertigu que-yos da ta tan altes.
Pasin a pasu, cede a cede, archivu sonoru en mp3 a archivu sonoru en mp3, llancenlu dende la altura pa intentar algamar la folias de so vida. Nun-yos importa que seya en formatu gospel, blues, soul, pop, heby metal , folk, llectrónica o rock and roll. Elles solo quieren pasalo bien y si pa ello faese necesario esguilar per una torre de fierro, agarrense a los machos y conviertense en aves rapaces de la radiodifusión n’asturianu. De paso, como non, Xuanxo Mariño aprovecha pa facei l’encargu de camudar d’emisor y el cableao de la radio, ¡que tio!

¡Preparense ustedes, porque equí tan les nueves sacaberes! Dende’l 106.1 de la frecuencia modulada, al travies de radiosele.net y col altor suficiente como pa que tol universu s’entere, “en forma sacabera” pon la banda sonora del nuevu mileniu. Que esti ya tea entamau, solo ye culpa de la galbana que da ponese a trabayar.
“En forma sacabera”, un requexu sonoru del planeta azul. Tolos llunes ente les seis y media y les ocho la tarde na sintonia de radio sele.
- Bueno val, venga. Ya pues baxar que ya ta fecha la cuña.
- ¡Nin pa dios! Subir subí, pero agora nun baxo. ¡Que s’entere tol mundu que quiero esnalar!
- Anda aguila. Que pareces un aguila con eses uñones.
- ¿Aguila? Simpar Albatros que nun dexará de dai a los brazos fasta que tol mundu s’entere de que Dañel ta nes ondes y que piensa dar el Dañelazu.
- ¡¡Que baxes coño, que nun tengo tol día!!
- Graaaa, graaaa (ponei voz de Albatros pa lleer esto)
- Pedazu de... Ehí quedes. Agora marcho cola escalera y haber como lo faes.
- Dañel surcando los cielos como ave fénix en forma sacabera. Que gran final.


Nota: semeyes cedies por Mely Fernandez, que xunto a Xuanxose Mariño, son les responsables de “Nueches de Radio” que emítese de Llunes a Xueves en horariu de ocho a diez.

jueves, 17 de julio de 2008

El ataque

Si xefa. Ya se que tengo muncho mas que facer que tar moviendo los cadriles aunque seya per un minutu. Pero........
Si ye que dicenlo hasta los mélicos, "el trabayu continuau, braniegu y ensin descansos, apura tanto la capacidá de concentración de les neurones, que llega a ser perxudicial pa la coherencia personal".
Vamos, la puta llocura.
video
Nota: imaxenes tomaes con un teléfonu movil y en horariu de trabayu.

lunes, 14 de julio de 2008

Terraza de branu


Axuntavense, axuntavense. Con una xiblata y al pie d'un tonel.
Mozos mui gayasperos que amais el beber.
Cantaven, danzaven y axuntavense.
¡Madre de Dios que ganes tengo de garrar vacaciones!
Cantai conmigo: Echame un culín, manín, que me quiero emborrachar.
Salú.



domingo, 13 de julio de 2008

Acción - Reacción

Cualquier pareciu cola realidá, por desgracía, nun ye mera coincidencia. Pensai n'ello.

P.D. ¡Hai que tener valor. Nun hai na, como tomar unos culetes, pa que mos salga tola acidez pola parte la coña!

sábado, 5 de julio de 2008

¡¡Mama, quiero ser artista!!

Cola adolescencia facemos munches barbaridaes, o podriemos decir estupideces, o tonteríes, brutalidaes, sinsentios, bobades, inclusu dalguna sandez. Como cunde l’adolescencía. Yo, acuerdome que d’aquella dábame por escribir. Rellatucos d’esos curtios onde creia poner tol sentimiento y tola poesia de que llera capaz ¡Jooooooder! Inclusu llegue a facer un cuadernín que dempues-y regalé a Ana Moro, debe tenelu per ehí guardau. Acuérdome que yera’l primer ordenador que tenia y claro…, procesador de textos con mogollón de lletres distintes y la posibilidá de poder ponelo como yo quería ensin destruir un bosque enteru, ¡la bomba! La introdución habíala fecho Rafa. Bueno, podeis imaxinavos ¿¡como ye l’adolescencia!?
Col pasu del tiempo y ya mas crecidín, diome pol teatru ¡je! Yera’l tiempu de la militancia y de facer coses na cai. Molaba imaxinar que lo que taves faciendo, diva a sacase dempues a una plazoleta y a ser recreao por della xente. Si nun tuviese el carácter que tengo, igual hasta lo hubiese pasao meyor. Que quereis,ún siempre tira al perfeccionismu.



Lo de la fotografía siempre tuvo ehí. Primero cola Werlisa que había en casa que facía unes semeyes terribles, males a torcer. Perdón, el que facía unes semeyes males yera yo, la cámara nunca tuvo na que ver ¡Ni piles llevaba! había que medilo tó: lluz, velocidá y ya, que nun tenia mas. Dempues llegaron les cámares compactes, les primeres salides al monte y el gastu en papel fotográficu que subía como la espluma. D’aquella entobía queda dalguna semeya por dalgún caxón. Mas tarde, el chollazu de mio vida: cámara reflex, dos obxetivos, flash, dos o tres filtros que nunca use y la funda, todo por cincuenta mil pesetes ¡como molaba! Dives de monte y la xente flipaba. Agora un obxetivu pa esta florecilla, dempues el otru obxetivu p’aquella montaña ¡Que despliegue! ¡Que pesu na mochila! D’aquel tiempu y’el descubrimientu de la diapositiva. Ehí si que quede prendau. Amas, ye del tiempo tamien que apareció Teo. El taba de facer muncha fotografía y daba cursos y tenia un sitiu pa revelar y daba proyecciones y… y lo mas importante creo yo, el tamien sacaba semeyes a trozos de chapa ferruñosa y a florines abandonaes pola primavera y coses asina que parecia tar fuera de tou sentiu normal de fotografia, yo polo menos fasta aquel momento nun conocía a nadie mas que lo ficiere y taba encantau ¡cantu arte! Tamien d’aqueya conoci a Toño. Esti yera pintor, y facia teatro y trabajaba n’un chigre y... Esti si que lo tenía tó. Yo quedeme un día que tábemos en so casa y Teo había llevao unes diapos, y el dedicabase a comentanos tecniques pictoriques rellacionaes cola fotografía, y yo quedeme colo de la llinia de fuga, el motivu que te echa la mirada de la semeya o del cuadru ¡y ye verdá! Si vos fixais hai semeyes per ehí que tienen dalgo que te lleva a mirar fuera del cuadru o de la imaxen que tengas delantre ¡qué tiempos aquellos tan heroicos!
Y agora llega la tecnoloxía. La verdá, ye que llevaba un tiempo a secanu creativu, pero foi la facilidá de les cámares dixitales lo que volvió a despertar en mi (como suena esto) esi sentimiento de tener que atrapalo tó al travies de un obxetivu.
Y si vos suelto esta chapa tan tremenda sobre esa etapa de la mio vida, que pa na vos debe de interesar, ye pa estrenar con esti post, una nueva seccion na Sacabera Errante. Apartir d’agora, na filera de la derecha y na parte baxa, voi dir colgando eses semeyes que me parez a mi que tan guapes (pa gustos colores) y aprovechar pa explicar un puquiñin como y onde tan feches. Non técnicamente, que d’eso nun tengo nin idega, pero si la circunstancia y el fechu de habela fecho. Al estilu d’una sala d’exposiciones monográfica y qu’estreno como non, con “Cambiu d’estación”.

jueves, 3 de julio de 2008

Cambiu d'estación

Mirai que va años que ún lleva faciendo semeyes, intentando paralizar el espaciu y el tiempu n’un trozu de cartulina. Y faese meramente pol placer de poder parase dempues, a recrear la mirada na intimidá de casa, que coses.
¡Y pa una vez, que les sacaberes hinchen pechu y saquen a la lluz tou el so arte, queden a les puertes de la gloria! ¡¡CACHIS!!
D’ente ciento y picu semeyes, esta que veis equí, taba ente les veinticinco meyores. Y d’eses veinticinco, si non la tercera por merecimientu, si la cuarta por…
Pa que metese. Lo meyor que se pue facer, ye dai les gracies públiques a Deivid, que foi quien me dexó la cámara. Y a Don Peralta, que tamien taba ellí y tamien tenía cámara y dexar que seya’l mundu quien xuzgue lo fecho.
P.D.
El tema ye, que viendo’l resultau d’esti primer concursu, nun dudar que seguiremos intentandolo.
Como decia el eternu segundón Torrebruno, lo importante ye participar.
¡¿Soi buenu eh?!

El pasu del tiempu o lo guapo que ye la relatividá

Según se mire, la botella ta medio bacía o medio llena.
Según s’entienda, escuches coses como que siempre te queda menos que cuando entamaste.
Con trentaisiete años ¿cuánto se lleva caminao? ¿Cuánta relatividá hai no que queda por caminar?
Jodida incertidumbre.