martes, 22 de julio de 2008

Una hestoria de fantasmes

Cuenten les mas vieyes, que de xemes en cuandu se la ve aparecer. Que llega siempre cola borrina y ensin facer ruiu; a lo sumo, un llonxanu valar llastimeru que tal parez el llorar d'un neñu.
Falen, que va cuanta ya, que'l pastor, o pastora te diré, diola por perdía. Que nun yera a sacar provechu d'ella vamos. Y ella, llista como un demoniu, aprovechó pa desaparecer un día.
Dicen que la vieron esguilar monte arriba como si dalguien la escorriese y que cuando-y quisieron echar el altu, que nin pa tras.
Bilordien, que agora mas que cabra, ye pantasma cabrona que xuega coles piedres ente los picos d'uropa.


1 comentario:

  1. Mete mieu neñu, ya tenía perclaro tolo que vales, pero nun dexes de sosprendeme. Préstame munchu la semeya de la pantasma. A cuidase muncho......

    ResponderEliminar