domingo, 17 de agosto de 2008

¡Por fin, Estambul!

Que sensación tan prestosa tar mirando al cielu sabiendo que en menos de 24 hores taremos ellí arriba fomando parte del paisax.

Tenia una nota qu'escribi va unos dies pensando n'esti momentu y que rellendo agora, nun se si me parez poco o bastante ñoña, y que decia mas o menos: "Soi efieru, volatil y trasparente, y en breve tare de nuevo en casa. Traere esperiencies, sensaciones y quiciaves, dalgún que otru recuerdu. Por un tiempu, soi cielu y soi viaxe y como non..., puru nerviu" (Je)

miércoles, 13 de agosto de 2008

Parabola ente llobu y esbardu

Y foi entos, cuando’l llobu abrió la bocona enseñando aquellos colmillones, que pudo sentise’l so aliendu cargau, alcoholizau. Quedárase de piedra al ver a aquella llobuca tan guapa, con aquel pelaxe tan bien cuidau, con aquel caminar y aquel mover el rabu ¡Qué pose, qué prestancia! Había quedao de piedra cuando nun-y había podio decir na. Por poder, nun podía nin ponese derechu.
Llobu xabaz ensin asomu de fiereza.


Y’l esbardu nun pudo facer otra cosa que ruxir, glayar a la lluna y desentendese d’aquel intre nel que la nueche confundese col día. Y fizose agua. Y dexose llevar pola corriente que, inexorablemente lu llevaba pal desesperu. Inexorablemente, derechu al onanismu.
Una nueva xornada faciendose agua xunto a aquel llobacu, que como el, xugaben a tener qu’entendese. A ser piedra y agua cada nueche, a atopase n’aquella biesca enllena vida y sintiendo la banda sonora de la so estinción, la que-yos obligaba, como cada vez que salien xuntos y xuntos amanecien, a repetise’l un al otru: “Nun vuelvo beber mas na vida”.

martes, 5 de agosto de 2008

"LA MARABUNTA"


































Qué gran película “La Marabunta” Asina, con voz grave y entonación de peli de desastres ¡¡¡LA MARABUNTA!!! Con aquella panda de formigues: tantes y tan males. Devorando negrinos que cuntaben hestories terribles de cuando ruxía “LA MARABUNTA”
Menos mal que andaba per ellí, catolizando de xuru, el omnipresente home blancu, caracterizau na piel de Chalton ¿Heston?
¡Qué gran persona y que gran actor Charlton ¿Heston?!
Yo, de “LA MARABUNTA” alcuérdome sobre tou d’una escena; polo surrealista mas que nada. Habíen dexao a un probe desgraciau al cuidau de la presa, que taba toda cargada de dinamita, por si “LA MARABUNTA” aparecía per ellí, que avisase al restu y que ficiese españar too aquello, colo que’l agua arrastraría a les formigones males. Y “LA MARABUNTA” pasó, home si pasó. Lo surrealista d’aquello, ye que aquel paisanu ¡quedose dormiu! ¡Mira que situación pa quedase dormiu! Claro, como nun podía ser d’otra forma, el so final foi ente glayios de dolor cuando “LA MARABUNTA” entamo a comelu pelos pies. Pa depuse de la dixestión, cortar fueyes, y enriba d’elles cruciar el riu. ¡Qué grandes les formigues!
Por supuestu, cuando toes creien que diven ser devoraes, porque nin el fueu les paraba, el gran salvador Charlton ¿Heston? Facía españar la dinamita de la presa y el agua terminaba col suañu conquistador de “LA MARABUNTA”
¡Una bomba de película, de verdá! Si nun la visteis, totalmente recomendable.


Pues la nuesa protagonista de güei, con eses mandibulones que tien y tolo colorada que ye, pasoi dalgo parecio a “LA MARABUNTA”, solo que n’esti casu, en vez d’afogase, foi salvada por esti que suscribe ¡Qué gran persona esti que suscribe!
La tía taba metía n’un pilón, espatuxando y flotando enriba d’un alga, o lo que sella que fuese aquello que nel pilón flotaba ¿Qué buscaría? ¿Taría demostrando que nin el agua puede pa cola MARABUNTA?
Estos dies tan poniendo “LA MARABUNTA” n’un canal de cable, asina que podremos volver a deleitanos con esta gran hestoria y cola presencia en pantalla del tamien grande Charlton ¿Heston?