jueves, 8 de enero de 2009

En aquel banco

Y fue en aquel preciso momento, cuando se dio cuenta de que nunca regresaría.
Pesadamente, se dejó caer en aquel banco solitario y espero a que su mente recobrase por si sola, la lucidez entristecida.


3 comentarios:

  1. Cuando te duele mirar hacia atrás y te da miedo mirar adelante, mira hacia la izquierda o la derecha y allí estaré, a tu lado.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué triste, qué triste...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece guapísimo!

    ResponderEliminar