domingo, 1 de febrero de 2009

Cronicas Vampiricas III

Poco a poco vas ascendiendo. La respiración la llevas agitada y los ojos los tienes fijos en el suelo. Cuesta y lo sabes, pero te da igual. Pronto llegaras a la cumbre.
Se está bien en la cima. No hay nada mas alto a tu alrededor y sientes el placer del esfuerzo “casi” terminado (solo queda bajar) Potr el momento llego la hora de relajarse, de disfrutar de lo que hay a tu alrededor. De comer algo y también de pensar un poco en porque estas allí. La respuesta es clara y meridiana
¡¡Para echar un pitazo en ese preciso punto del planeta!!
Cof, cof, cof. Toses, normal. Con los alvéolos en plena efervescencia por el esfuerzo, no me extraña que la primera calada rasque y te siente como un tiro. No importa, las siguientes pasaran como si nada y de aquí al final del día, todo para abajo.

5 comentarios:

  1. Saludos Dani, bueno lo de todo para abajo depende de si tienes que subir un par más... pero si tien que prestar ese pitu con todo el oxigeno ahí arriba.

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es disfrutar en cada momento de lo tienes.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Un pitu en la cumbre es un placer supremo. Si señor.

    ResponderEliminar
  4. la sacabera errante5 de febrero de 2009, 14:21

    Cof, cof, cof.

    ResponderEliminar
  5. No dia 30 de Março, estarei embarcando em um cruzeiro Santos(Brazil)/Veneza(Itália) no navio “Splendour of the Sea”. Visitarei 3 continentes, 8 países e mais de 20 cidades.
    Farei postagens diárias e com fotos, e espero a sua companhia nesta grande viagem. Desde já espero sua visita.
    http://amigadamoda.blogspot.com

    ResponderEliminar