jueves, 16 de julio de 2009

Las bicicletas, definitivamente son parte del verano

La bicha recorre el campo exhibiendo su esplendor. Zigzaguea, gira y requiebra buscando mis puntos débiles. ¡Qué hábil!
Por un momento estoy casi perdido, casi digo.
Me siento acorralado, a pájara destinado.
Mientras, el pánico hace que un hilillo de baba se me escape por la comisura de la boca.
No me queda otra; resoplo, ronco, bramo y en un arranque de valentía gregaria, me marco un demarraje que me sitúa de nuevo por delante de la pérfida Albión, disfrazada para el caso, en serpiente multicolor.


Pero hoy es un día aciago, viernes y para más señas de verano.
Cuando estoy a punto de llegar, volante hacia la meta, ¡Tras! Pinchazo. El flato, el tenedor y la vajilla entera, sueño de comunión, se van al suelo junto al periódico, que desde hace rato, descansaba abandonado sobre mis rodillas.
Y todo junto: despertar sobresaltado, ganar la etapa del Tourmalet, y ese regusto a “pote” que se me viene encima desde protuberante vientre, me recuerda que ¡Dios!, que placer ir a comer un buen cocido a casa de la mama, para después, rebosante, dejarse llevar por los sueños confusos que el sopor del Tour de Francia deja en las sobremesas de canícula.

4 comentarios:

  1. ¿Después de un cocido puedes pensar en la serpiente multicolor y en Tourmalet?... menos mal que lo haces desde el sofá, hay que ver con que ganas has vuelto del lado oscuro.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo de pequeña tenía una bici roja que molaba un montón.
    El Tour es una gozada, tanto para verlo atentamente y seguir minuto a minuto todo, como para oirlo de fondo mientras entre colores y paisajes de esos tan chulos que tiene Francia va entrando el sueñecito de la siesta.

    ResponderEliminar
  3. Dañel, ya sabes que me oriento fatal.
    ¿Cómo leches se sale de aquí?
    Vas a tener que volver al lado oscuro para echarme una mano.
    Levántate del sofá de una vez y mueve el culo, que esto empieza a ser un poco aburrido.

    ResponderEliminar
  4. la sacabera errante22 de julio de 2009, 12:33

    Nun t'entiendo Dompe, nun se que te pasa.
    Sientolo Cristina, pero aunque me mola la bicicleta y muevome con ella pola ciudá, nun soi yo d'esos que vean deportes televisaos, ni ciclismu, ni fumbol, ni baloncesto, ni na de na.
    Y si M.Eugenia, acuerdome que de mas neños, sentabamonos el mi hermanu y yo dempues de comer y faciemos competiciones de haber quien empezaba a roncar primero mientres veiemos el tour.
    ¡¡Dios que ganes de vacaciones!!

    ResponderEliminar