jueves, 10 de diciembre de 2009

Eduardo el cabezón

Hola ¡¡Ah, eres tú!! ¿Te acuerdas de mi? Ya hace casi un año que nos conocemos En Marzo se cumple. Claro, igual no te das cuenta. Yo entonces estaba en otra fase. Más primitiva, más simple, más concreta, más ovárica. ¡Pero ya me ves! El tiempo pasa y el calor nos hace más grandes, más completos, más intensos. Aunque no creas... Todavía me queda por crecer, por evolucionar. Todavía no conseguí alcanzar la edad adulta, ese momento en que los besos arrecian y los cuentos se hacen realidad. Si, desde luego, tengo ganas de que llegue ese momento. Estoy arto de que todo el mundo me llame renacuajo, cabezón. No me gusta, lo odio. Espero el día en que se me presente alguien, a ser posible guapo, ¿o será guapa? Y con ansia me de un súper beso de tornillo, como aquel Arquímedes y su chica, y me saque de este mundo liquido. Igual eres tú el elegido. No se, por lo que veo estas muy interesada en mi persona. Igual hacemos buena pareja ¿Te lo imaginas? Que prefieres, besarme o que te bese. Si quieres pruebo ahora, aunque me parece que para que ocurra algo todavía tenemos que esperar. No creo que sea muy legal esta situación. ¿Me esperaras? ¿Descubrimos juntos nuestro futuro?
No te vallas, vuelve.....
Recuerda al menos mi nombre.................
Me llamo Eduardooooooooooooo.
Te esperareeeeeeeeeeeeeeeee.

4 comentarios:

  1. Pues yo prefiero darle un beso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Te podías haber ahorrado la foto. Que como foto es buenísima...pero es que el protagonista es feo, pero feo feo feísimo.

    Eso sí, el texto, genial. Original, curioso, muy bonito.

    Un beso. De tornillo, claro. Y de Arquímedes, faltaría más.

    ResponderEliminar
  3. Tremendas vosotras dos. Cabezón, renacuajo y como dice Cristina Feo. Arquimedes, besos y tornillos. En algún momento: principes, sexo y rock & roll. En que quedamos, cuentos o cuentovos.
    ¡Dios, ya nun se ni lo que digo!
    Un besu guapisimas.

    ResponderEliminar
  4. Ay Dañel, en qué estarás pensando ya .... jejeje. Me prestó mucho el texto.

    ResponderEliminar