jueves, 30 de diciembre de 2010

2010 archivos buscados, 2011 no encontrados

Llegados a este punto, busco la fotografía adecuada entre los archivos de mi computador.
Inicio, documentos compartidos, mis imágenes.
Quiero, a mi manera, despedir un año y darle la bienvenida al nuevo.
Mi pc, panel de control, doble clic.
Pero hasta el momento solo encuentro recuerdos agradables, y muchas miradas engrandecidas de miniaturas macrovisualizadas.
Nueva carpeta, loading, sistema operativo, explorador.
Debo darme prisa.
Espere mientras se apaga su sistema. Starting en one, two, three seconds.
Busco rápidamente, se acaba el tiempo. Megabits y pixeles por doquier. Soy incapaz de localizar la imagen que contenga el deseo de que lo que venga, sea mejor que lo que se va.
C:\documents and Settings.
Ya lo tengo.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Pisaremos las calles nuevamente

…y en el instante mismo de caer la primer hoja del otoño, descubrimos nuestras piernas. Entonces fuimos libres.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Crónicas vampíricas VII (Atravesando mares hertzianos)

Bien mirado… O simplemente mirado por el lado de la metafísica atemporal ¿Cuánto duran dos segundos? ¿Solo fueron dos segundos los que tardé en aparecer de nuevo, o fue algo mas que un viaje intrínseco entre este espacio que ahora ocupo y el que ocupaba los dos segundos anteriores? Todo es incierto. No se a quien le escuché decir una vez, que el río, es la prueba irrefutable del sonar del agua.
¡Y hablando de agua! ¡Y aprovechando que estoy aquí! Todo un logro, pues bien creí que no regresaría del vientre oceánico, ¿Me dejáis que os cuente la historia de un periplo, que será radiofónico en este relato y que comienza en Gijón, frente al ancho mar? Solo serán dos segundos. O eso creo.
Gracias.
Todo tiene un principio o un antes, un comienzo. Y este es, sin duda, el momento de embarcarnos en un ferry de la compañía GLD Atlantique, un barco con capacidad para ochocientas incautas, un barco de los denominados “ropex”, que es lo mismo que decir que vamos a atravesar el golfo de Vizcaya dentro de un armario. ¡Que dolor, que dolor!


“Norman Bridge” es el nombre del barco que nos va a llevar hasta la población de St. Nazaire, en la bretaña francesa, camino de An Oriant, donde un par de días después, retransmitiríamos el festival de lenguas minoritarias Liet Internacional, con la presencia del grupo musical “Xera”, como representantes de la lengua asturiana.
Pero esperar, “darme otros dos segundos” antes de llegar a eso. Primero quiero contaros la odisea de pasar quince horas, dentro de un cascaron con olas de por lo menos, quince metros.
- Ji, ji, ji, ji; ja, ja, ja. Gracias por la empanada. Mira que baratas están aquí las cervezas. Esto se mueve un poco ¿no? Lo siento, me tengo que echar, parece que me encuentro un poco mal.


¡¡Que noche!! Primero notabas como subía…, un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez segundos para llegar a la cresta de la ola. Uno y dos segundos para estrellarse contra el fondo del mar. Y un segundo mas para recoger el estomago del techo. ¡¡Madre de dios que noche!! Y yo conseguí no vomitar, me imagino como estarían las que no resistieron las arcadas.
¡Todas! Y me parece que no estoy exagerando, pensamos en aquella peli ¿Cómo era? “la tormenta perfecta”, o algo así. ¿Os acordáis, cuando al día siguiente, después de haber estado la noche anterior de fiesta, mezclando todos los alcoholes posibles, os levantáis tremendamente mal, fatal? Pues así durante al menos… cuanto, ¿diez horas? Nunca tuve yo una resaca tan brutal. No la recuerdo al menos.
Menos mal que con la mañana llega la calma, la relativa tranquilidad. Es un alivio poder salir a la calle (¿se puede decir calle en alta mar?) y ver el horizonte. El aire fresco y no desayunar, alivia los síntomas de la noche anterior, aunque quedamos con el mal gusto de saber que en unos días, tendremos que coger el mismo ferry de vuelta. ¡Cachis!
Lo peor ya esta pasado, así que nos tranquilizamos y mientras nos acercamos a puerto, aprovechamos para trabajar un poco. Fotos con las componentes del grupo “Xera”, alguna grabación para el video y la confirmación de haber sobrevivido a una noche de perros en medio del mar. La bretaña nos espera.


En el momento de desembarcar, comprendemos a aquel papa, que nada mas bajarse del avión, se arrodillaba y besaba el suelo. ¡Como se debía de marear el tío!
¡Estamos en la bretaña! Tierra de irreductibles galos. Y aun tenemos unas horas por delante antes de llegar a nuestro destino. Y esta el tema de los estómagos vacíos. ¡Que nos sirvan la comida! Vamos como marqueses y condesa, a plato puesto.
Nuestro primer acercamiento a la cocina francesa, tiene forma de crep.


¡Mmmmmmmmmmm! Hay que reconocérselo. Delicious, fantastic, trelloly (¿será algún adjetivo de estos en Frances?) Es una especie de sándwich hecho con frisuelos, que en su interior lleva diferentes productos. Yo escojo una suculenta combinación de quesos franceses rematado en su cumbre con una ensalada, exquisito. Y como no podía ser de otra forma, todo ello regado con un grato vino del país. Anxanté.
La pena fue el café, que estaba asqueroso. ¡Y no poder fumar el pitín de después en la mesa! Detalles estos, que veríamos a lo largo de los días como algo natural. Queda claro que las no fumadoras, estaban encantadas, y no lo digo por el café.
Nuestra siguiente parada, es el pueblo de Vanes (¿Vanes, Vanns? No me acuerdo) Pueblaco este, atornillado a la tradición navideña, donde paseamos por sus calles empedradas y nos quedamos absortas por los magníficos productos exhibidos en sus escaparates. Somos lo peor.


La actividad humana y comercial de ¿Vanns?, es frenética. Y el frio intenso. Igual tiene que ver que es víspera de fin de semana y que esta previsto la entrada de un frente frio proveniente del ártico. Nos vamos para An Oriant.
An Oriant, es el topónimo en bretón de la ciudad de Loriant, sede del “prestigioso” festival intercéltico, que este verano pasado cumplía su cuarenta aniversario, siendo el primer festival de estas características celebrado en Europa. El segundo, cinco años mas tarde, fue el de Ortigueira.
De Loriant, dicen que fue el Guernica francés. Que fue brutalmente bombardeada durante la segunda guerra mundial. Lo que me trae a la memoria, que St. Nazaire corrió una suerte parecida por ser la base de los famosos submarinos U-nosecuantos, que salían hacia el atlántico. St. Nazaire bombardeada por los aliados y Loriant por los nazis.
Si metemos aquí este aparte bélico y cultural, no es por otra cosa que para tener una escusa y decir, siempre con la boca pequeña: ¡menuda mierdecilla de pueblos! Y es que no sabemos quien fue el ingeniero encargado de la reconstrucción de dichas villas pero… vamos, se lucio.
¡Y la bretaña! Llana como llano es el reino de Castilla.
Con eso y todo…, aquí también nieva.
En An Oriant, comprobamos definitivamente, que la ley antitabaco surte efecto y que a pesar del frio, las terrazas están atestadas de sufridoras fumarolas. Abra que armarse de valor y no salir en manga corta.
De nuestro alojamiento, que contaros. Para alguien que esta acostumbrado casi en exclusiva a dormir en tienda de campaña y furgoneta, pues un lujo. Y eso, sin contar que esta al lado del bar con mas marcha de todo el pueblo. Je ¿ley antibotellón? Je.
A Loriant, venimos preparadas y acreditadas como prensa internacional. Y con el objetivo de colarnos en la recepción que se da a los grupos musicales que van a participar en el lance festivalero, pero…, nuestro gozo en un pozo sin fondo. Después de una breve charla con el director del festival intercéltico, llegamos a la conclusión de que no se nos espera en tan excelso convite y que igual no nos encontramos muchas caras amigas, con lo que decidimos no intentarlo ¿estaremos perdiendo facultades? Mas tarde nos enteraríamos por nuestras amigas de Xera, que tampoco había sido para tanto, así que terminamos la noche cenando tarde y por nuestra cuenta. Como no, también aprovechamos para conocer míticos garitos célticos en compañía de nuestras amigas. ¡Y como no podía ser menos! Rematar la noche al pie del hotel donde nos alojábamos ¿Ley antitabaco? Todo el mundo la cumple ¿Ley antibotellon? Je…, jeje.


La mañana siguiente, amanece espléndida. Un día de frio intenso pero con un sol radiante. Boulanllerie (o algo asi) con todo tipo de productos salados y dulces y un café asqueroso en un garito chic.
Hoy toda nuestra jornada es de trabajo. Primero rueda de prensa en el barco del amor ¡¡¿Otro barco?!! al parecer un barco oceanográfico fuera de uso, anclado a puerto y en el que sin saberlo, acabaremos de fiesta al final de la noche.
Y luego acreditarse y preparar los medios para una eficaz retransmisión radiofónica. ¡Ah! Y volver a intentar colarnos en el catering que hay preparado para los medios. Esta vez seguro que lo logramos.
Pasar de la euforia a los nervios es cuestión de uno, dos, tres segundos. Esto es el directo y definitivamente estamos perdiendo facultades. Como al final no somos quien a hacernos con el horario europeo de comidas, cuando llegamos al catering, solo quedan plátanos, así que decidimos hacer nuevamente el mono por nuestra cuenta y nos vamos por los fueros navarros a buscarnos las viandas a otro lugar.


¿Cómo se llamaba aquello que comimos? Era como un sándwich (que manía le tienen en Francia a los sándwiches) con cosas dentro y un güevo crudo en lo mas alto.


No estaba mal la comida. Y hasta las siete de la tarde, hora para centrarnos en lo nuestro, tenemos tiempo para tomarnos unas cuantas “pressiones” y perdernos entre el endiablado atasco que provoca el derbi futbolístico de la región. Para cuando llegamos al recinto del festival, yo estoy atacado de los nervios y un poco loco por los efluvios prematuros de estar “presionando” toda la tarde.
Al final todo va como la seda. La organización impecable, la compañía excelsa y el vino perronero. Un éxito. Somos la segunda atracción del festival de lenguas minoritarias Liet Internacional.


Como ya se comento antes, la noche la terminamos en el barco del amor entre risas, “presiones” y una caterva de cantantes en lenguas minoritarias.
Buen trabajo muchachas.
Es domingo, día del señor, y hasta el lunes a las nueve de la noche no tenemos prisa. Turismo, turismo, turismo.
Nos despedimos de Xera, que hacían el camino de regreso en furgoneta, telefónicamente (sentimoslo muncho neñes), mientras nos dirigimos a la costa turística de bretaña. Una de ellas al menos. Nuestro destino son los pueblos de Concarneau y Quimper, donde descubriremos para nuestro asombro, que los domingos no trabaja ni el tato. Compraremos postales pero no conseguiremos “pression”. Es mas, de uno de los pocos garitos que vemos abierto, nos echan por no tener mesa donde sentarnos ¡¡¡¿serán petardas?!!! ¡A mamar! Ellas se lo pierden.


La jornada termina con muchas risas.
Me explico. Como no encontrábamos un “Rodeo Grill” en el que cenar…, si, estáis leyendo bien. Un “Rodeo Grill” en el que cenar, pues entramos en el restaurante de turno a despachar las viandas necesarias para una noche de festivo reposo.
De primero pasta y una ensalada. Dos y dos. Y de segundo, las cuatro coincidimos en pedir “Tartar”. “Tartar de no se que”. Mira que preguntamos sobre la carta, sobre los platos. Que que llevaba aquello, lo otro, pero lo del “Tartar”… ¿Qué seria aquello de “Tartar”?
- Es carne en salsa tartara, se atrevió alguien a decir. No, es carne pero envuelta en hojaldre, coincidieron dos.
-Mesies. Madame. Tartar.
-Pero… ¡¡¡Pero si esto esta crudo!!!
-Me oui mesie. Tartar
Jajajajajajajajajajaja.
-No,no,no,no,no. Que va. Yo esto no lo como, que me lo pase. Pues a mi también. Nos ha jodido, y a mi. Que nenazas sois, a mi no, para mi esta bien.
Jajajajajajajajajajaja.
¡Que caretos! imaginaros un pegotón de carne picada y cruda ¡Jooooder! Al final nos lo pasaron, pero uno, dos, tres segundos por cada cara, con lo que no nos quedo mas remedio que comerlo y comerlo crudo.(Me oui mesie, Tartar) Están locos estos galos. Menos mal que como de costumbre estuvo bien regado.
Vamos llegando al final de esta epopeya tremertziana, de esta hecatombe cultural que nos lleva a profundizar en lo mas arraigado de la historia culinaria y cultural bretona, y que rematamos con una visita al yacimiento megalítico mas grande de Europa. Carnac. ¡Jodidos celtas!


En Carnac nos encontramos con la mayor cantidad de menhires por metro cuadrado jamás vistos.
A la pregunta de ¿Qué hacia Obelix todo el santo día paseando piedras de un sitio para otro? Pues la respuesta es: traerlas a Carnac. La explicación a todo este despropósito (que si rollos religiosos, que si pistas de aterrizaje extraterrestres, que si…) que las saque en conclusión cada cual. Eso si, merece la pena pasarse por aquí. Y si puede ser, que no sea en verano, porque al parecer esto esta de bote en bote.
¡Pues ya esta! Al barco del sufrimiento y para casa, que como en casa en ningún sitio. Pero antes, sobredosis de biodramina y que nos duren los efectos uno, dos y hasta tres días si quiere. Siempre vale mas que zozobre que no que zofalte.


Nuevamente lo hemos vuelto a conseguir. El año pasado nos desplazábamos a la localidad frisona de Leewarden en Holanda y este año, An Oriant, en la bretaña francesa. Y todo sin contratiempos ni enfados reseñables, con lo que ya estamos pensando en nuestra próxima aventura radiofónica y festivalera, que si no lo fastidia nadie, nos va a llevar a tierras italianas, concretamente a la capital del Friuli, Udine.
Pero eso amigas, será otra historia que durara mas de dos segundos.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Dos segundos de espera, zarpan las ideas.

Darme dos segundos..., y otros dos para saber que hacer con ellos.


Se me ocurre, que dos segundos son bastante cuando miras por la ventana sin necesidad de hacerlo.


Dos segundos son un placer intenso al otro lado.
Y son dos segundos los que llevo esperando a que salga alguien y diga hola con una sonrisa en la cara que dure dos segundos al menos.


Si me dais dos segundos, lo dejo todo y los comparto con vosotras.


Esperarme dos segundos, vuelvo ahora. Tengo que coger un barco.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Obsesionante sentimiento

Ayer me colgaste el teléfono.
No sin antes gritarme que me odiabas. Que te dejase en paz, que no querías saber nada más de mí.
No me diste tiempo a preguntarte en que triste nevera guardabas tu corazón.
No me dejaste explicarte, que aunque las horas sean largas y los días grises, yo estaré siempre esperando a que vuelvas a mi. Y lo harás. Volverás.
No me permitiste contar como son mis noches sin ti. Un continuo desvelo entre sueños húmedos e incomprensión. Donde tu cuerpo, aterido de amor, se enreda con mi cuerpo para luego irse sin mas.
Entiéndelo, ya no te quiero; me dijiste antes de colgar.
Antes de darme tiempo a razonar y cuestionarte ¿quien tiene las respuestas a tanta locura?
Tutu, tutu, tutu. Fue la respuesta del vil teléfono.
Ya no te quiero dijiste. Pero mi amor por ti está intacto y donde quiera que estés, donde quiera que vayas, tendré que demostrártelo. Te lo prometo.



P.D. Ni una sola mujer mas, victima del amor violento de sus parejas.
Ni una sola mujer mas, victima del amor desesperado.
Ni una sola mujer mas, obligada a querer.

martes, 2 de noviembre de 2010

Caminante no hay camino, se hace camino al pagar; perdón, al votar. Meca; perdón, perdón, al caminar.

Entre vosotras y yo, ¿no os dais cuenta que si lo reparamos una vez, cada vez que se estropee, vamos a tener que repararlo? Lo mejor es dejarlo así. Total, ¿quien lo usa? Pues que sean ellas las que lo reparen. No se que esperan de nosotras. ¿Qué estemos todo el día a vueltas con esas estupideces? Lo mejor es promocionar la tradición y convocar al trabajo comunitario y la aportación personal. No solo nos vamos a implicar nosotras ¿no? Me parece que estamos aquí para otra cosa.
Pues eso, queda zanjado este asunto. Y si no hay otro tema, queda concluida esta sesión.
Alcalde, alcalde, espere. Necesitaba pedirle un favor.
Vaya, ya esta aquí la oposición pidiendo prebendas. Cuénteme de la que voy al despacho.
Es poca cosa, ya vera. Solo necesitaba adecentar el acceso a la finca que tengo en el monte.
¿Ese que esta en el quinto carajo?
Si, esa. Donde llevo las vacas en verano.
Bueno hombre, si solo es eso, estate tranquilo que mañana mando una cuadrilla del ayuntamiento. ¿Contento?
Gracias alcalde.
No pasa nada. Tu acuérdate de esto cuando tengamos que votar los presupuestos y ya esta.

martes, 19 de octubre de 2010

Los gozos y las sombras

...y tu, desnuda y en lo oscuro, me descubres partes de mi misma que yo desconocía. Gracias