jueves, 25 de febrero de 2010

Maldita sea mi suerte

Estoy castigado a no salir de casa, a quedarme mirando por la ventana como las demás se divierten, mientras yo, me dedico a contar: uno, dos, tres, segundos, minutos, horas; aburrido. Sufro (en silencio) este tedio de no poder hacer nada, este hastío que se me viene encima y que me empuja a los pies del cadalso de la rutina. Si por lo menos ajustase la cabeza al estado de relax, trazaría planes mas o menos realizables en ese espacio-tiempo que se me antoja lejano.
Necesito pensar que no estoy castigado, necesito descubrir las formas del movimiento quántico para poder abstraerme de este shock de quietud, necesito...
Por la ventana de mi cuarto pasan la primavera y el verano, pero mañana... ¡Ya veréis mañana!


P.D. Duba tio, que no estas castigado, solo recuperándote de una lesión, levanta ese animo.

martes, 16 de febrero de 2010

...

Uf!!! Esto... No, si... Cachis... Pero... Y como... Dices que... Si... Meca... Entonces... Puede que... Sabes lo que... No se si... Y donde... ¿Que queda cuanto?


lunes, 8 de febrero de 2010

Sueños bursátiles

¿Qué tipo de cláusulas me habían impulsado a entrar allí? El hecho de pasar por aquella puerta, presumía marcarme un plazo fijo antes de salir. Solo el interés variable que me suponía estar en aquel lugar me ponía los pelos al alza, con una estimación tae de estar como escarpias.
-Hola
-Hola ¿Qué desea?
¿Desear, desear? Lo que de verdad deseaba era escapar de aquel capital de riesgo ante el inminente prejuicio de perder mi base imponible.
Sudores densos y fríos recorrían mis amortizaciones, y temblaba pensando en que quizás estaba hipotecando mi futuro.
La suerte estaba echada, no había fluctuaciones posibles. Negociaría la rendición y contaría los números rojos que me faltasen para sentirme solvente y poderoso.
-Quería sacar 40 euros de esta cuenta, por favor. Gracias.
-Ahora mismo señor ¿Sería tan amable de dejarme su documento nacional de identidad por favor? Gracias.
Estaba perdido, moroso y como en trance. No había duda, estaba teniendo un ataque de comisiones de cierre.
Caprichoso regulador monetario, invisible poder financiero, subrogación, aval, embargo...
Esto... Pero... ¿Cuanto tiempo llevaba durmiendo en aquel banco?