lunes, 22 de marzo de 2010

Crónicas Vampíricas VI. La familia y otros animales.

Que a los gatos no les gusta el agua, no es ningún secreto.
Y que a una de nuestras gatas le guste beber del grifo a morro, de jarras y vasos antes que del cacharro que tienen para ello; tranquilamente puede ser una curiosidad.
Pero..., si de repente me da por pensar que a mi pareja alguna vez se le pasa por la cabeza mandarme a dormir a la bañera, cosa que no extrañaría a quien me conozca, ¿como debería interpretar que a la otra gata con la que convivimos, le de por dormir en el lavabo?


P.D. Foto cedida por Ana Moro (mi pareja).

3 comentarios:

  1. jajjaja...¡¡es realmente curioso!! O la foto está tomada en un día de mucho calor, o no se explica, porque si algo son los gatos es inteligentes, sobre todo para buscarse un buen sitio para descansar.

    ¡¡¡Qué chulos los gatos, me encantan (dicho por alguién que no soporta en general a los bichos)!!!
    Y qué bonitas esas dos gatas que tenéis.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues la rempuesta ta clarísima, duerme nel llavabu porque, de momentu, tu duermes na cama, si dalgún día por una casualidá de la vida, ronquidos, etc, acabaras na bañera, ten por seguro que Merche nun taría nel llavabu sinon enriba de ti. Y Marta pasaría la nueche sentada enfrente, na taza del báter mirando pa vosotres y alucinando.

    ResponderEliminar
  3. la sacabera errante24 de marzo de 2010, 11:41

    Itza, itza, que sabia rempuesta. Aunque de momentu faigome fuerte y si fae falta, atome a la cama.
    Esa Cristina guapa. Sabes que pasa? Que nel bañu tenemos un calefactor de esos de aire y claro, a la minima, aprovechen pa buscar el calorin y como les dos no entren donde les toalles pues pasen estes coses. Aunque puedo asegurate que yo nun fuy quien a veles asina, si non, puedo asegurate que la del lavabu diva llevar un sustu. Y claro, yo una bronca.

    ResponderEliminar