martes, 11 de mayo de 2010

Interiorismos

¡¡¡AVISO IMPORTANTE!!!
Las imágenes que a continuación se muestran, pueden herir ciertas sensibilidades. Aunque, bien mirado, es la propia existencia una herida profunda que nos hace insensibles.
Tanto el frío riguroso de mayo, como los ávidos depredadores, no suelen aparecer por sorpresa, siempre están ahí.
Heladas nos quedamos al ver los telediarios. Mientras, sacrificamos nuestra vida para que alguien sin escrúpulos, nos saque las entrañas buscando su propio beneficio, es la vida.
¡¡¡ULTIMO AVISO!!!
Que nadie se llame a engaños, la sensibilidad es algo que cada cual debe asumir. Por lo tanto, es decisión individual ver lo que la vida nos puede deparar cuando no estamos preparadas para afrontar nuestro destino.



5 comentarios:

  1. Las fotos, horribles, sí.

    Por lo demás,
    no he entendido nadaaaaaaaaaaa!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. la sacabera errante13 de mayo de 2010, 15:08

    ¿Que no entendiste nada? Pero bueno.
    Te explico. Lo que quise hacer, era un doble sentido entre esas dos imágenes y el mensaje (herir la sensivilidad) Por una parte, esta el interior del gusano, fascinante por otro lado, y el interior del rebeco, que si es cierto que es un tanto asqueante, ambas usadas para "explicar" que hay dentro de los seres vivos. Despues esta el texto, en el que hago referencia a lo vacias de sensivilidad que estamos todas, tanto al ver las cosas que nos pasan por delante como a la forma de comportarnos con las demas.
    Me explico mejor, casi no me entiendo niyo: todo el post es una metafora, donde a traves de las imagenes y el aviso quiero reflejar lo vacias que estamos por dentro. No se si me explico. Tambien puede ser, por no liarlo mas,que escribi lo primero que se me paso por la cabeza al ver las fotos que habia hecho. Puedes quedarte con lo que quieras. Incluso puedes hacer una libre interpretación de lo que tu crees que quiero decir, que siempre es algo que mola.
    Cristinina, ¿viste lo que haces con esos comentarios?
    Y por cierto, la del rebecu no, pero la del gusano no me digas que no mola, que no tiene un no se que a anatomia.
    Un beso grande guapa.

    ResponderEliminar
  3. Y después de tanta explicación, sigo sin pillarlo...jajajaj...no, que sí, que ya, que estoy un poco cortita últimamente (porque de normal soy la hostia de inteligente, claro).
    Pues mira, de las dos fotos a mí la que me gusta es la segunda. Me recuerda al final de "La Vaquilla", con esa canción tremenda sonando y los buitres alrededor, devorando al pobre bicho. Peliculón.
    La otra foto en cambio me recuerda a una historia de un amigo de un amigo de otro amigo (sería mentira la historia, digo yo)...uno que fue a Noruega y comió mucho pescado crudo y acabó con una tenia de topocientos metros (kilómetro más, kilómetro menos)...aghhhhhhhhhhhhhh pero qué asco.

    Besosssssssssss.
    Espero tu próximo post. Pónmelo fácil, anda.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo ensín duda prefiero la primera, aunque paezme que les dos reflexen la supervivencia, pero siempre prefiero velo al traviés del positivismo, ya sé que dalgún bichu ta vivu gracies a que zampó al robecín pero yo nun lu veo, yo al que veo vivu ye al gusanu y, por pequeñu que seya, nun dexa de ser una vida

    ResponderEliminar
  5. la sacabera errante18 de mayo de 2010, 6:26

    Dios Itza. Ten cuidau oprque tas dando-yos argumentos a los antiabortistes. Aunque conociendote como te conozo, se lo que quies decir.
    Un besu guapetona.

    ResponderEliminar