jueves, 22 de julio de 2010

Naufragios cotidianos

Sin duda, es mejor estar solo que mal acompañado. Es obvio, que entre tú y yo siempre habrá una isla desierta.


P.D. Al parecer, esta frase tan contundente, era pronunciada por Róbinson, después de que Viernes le rechazase un baile de los agarrados. Al parecer también, y según las mismas fuentes, cuentan que paso a llamarlo Lunes.

3 comentarios:

  1. Muy bueno el post y muy buena la foto. Y precioso todo.

    ResponderEliminar
  2. la sacabera errante30 de julio de 2010, 5:51

    ¡¡Cristina!! Cuanto bueno por aqui. ¿Qué tal te trata la vida? Espero que bien.
    Un besu guapa, y muches gracies por los piropos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja! sí que ye bueno sí!

    ResponderEliminar