viernes, 7 de enero de 2011

Anotaciones al dorso

Era de noche y sin embargo llovía.
Empezamos el año y no podemos hacerlo de peor forma.
Crisis neuronal y técnica. Así, sin mas zarandajas.
Mientras peleamos con la virulencia y los líquidos intrusivos en nuestras computadoras, nos pensamos seriamente si jubilar y dar carpetazo a reductos vacilantes, sacaberas errantes y pisapraos extravagantes.
Crisis, crisis, crisis. Hay que joderse.
Procurar ser felices.

3 comentarios:

  1. Jo, nun jubiles a la sacabera, porfa, que ye un reductu vacilante (y bacilante) necesariu pa poder seguir alantre.

    ResponderEliminar
  2. No, no lo hagas Dani porque entonces como superaremos la crisis sin una sacabera errante... dita sea.

    ResponderEliminar
  3. No!!!! La sacabera me inspira y sin ella erraré por la red

    ResponderEliminar