miércoles, 19 de septiembre de 2012

De como las alimañas, para comer, suben ochomiles.

En el pueblo de Muñas, pasan cosas asombrosas.
Existe por ejemplo, un telescopio “casero” que cuenta estrellas y mide las tormentas solares. Y por si esto fuera poco, los horreos tienen miedo de los ratones y por eso se suben encima de las casas.
Están locos en el pueblo de Muñas, no tienen vértigo. Tampoco tortícolis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario