jueves, 22 de agosto de 2013

Nuesa Señora del Remediu



Qu’el 15 d’agostu ye día grande, nun lo vamos negar, pero nel pueblu d’El Remediu, nel conceyu Nava, grandes tamién son el 14 y el 16, feches ente les que se cellebra la festividá de la nuesa señora de los remedios y que saquen a pasear na mañana del día 15 como manden la curia y la comisión de festexos.
Tamos falando d’una folixa de prau pequena, ye esti un pueblu pequenu, pero que queréis…, llegar al prau de la fiesta y la primer sensación que se tenga, seya la del golor de les fabes cociendo pal día siguiente, faenla grande, inmensa.



Les fabes espumándose y tar too preparao pa la primera de les tres nueches que mos esperen per delantre, faen que mos sintamos ansioses y con sede.
Colos primeros culetes filosofamos so lo que tienen camudao les folixes n’asturies; agora too son carpes nos praos y espantu al pensar qu’el día la patrona pueda llover, menos mal, que seguimos manteniendo la tradición del paragües de lluz.



L’actividá pa esta nueche, son les partides: partides de tute y parchís, aunque a lo primero que probaremos fortuna, cosa esta que tendremos, ye al bingu. A la llotería si lo quereis. A una llotería de pipes y familia, onde nun se canten les llinies y los premios van d’ente los venti a los cuarenta eurazos. ¿dixe ya que tuvimos suerte?
Lo que va depués, ya ye pa profesionales, y nun falamos en sentiu figurau; al parecer, nun montón de fiestes cellebren parties y toes con premios “cuantiosos”, por eso, la existencia de pareyes de xugaores, tantu homes como muyeres, que se dediquen a dir polos pueblos intentando facer l’agostu, y d’ehí tamien, les cares de repunancia de ciertes persones cuando ufiertes un culete al so contrincante.



Lo que vamos echar de menos esta nueche, ye la carencia de banda sonora, dalgo que dalgunes nun entendemos por ser víspera de fiesta, que-y vamos facer…



Alborez tarde’l día quince d’agostu, día grande nes fiestes d’El Remediu, asina que lo meyor ye reponer les fuercies gastaes la nueche anterior y dir a enfrentanos con gustu a la sesión vermú, que pasa por momentos lipotímicos debio al escesivu calor que fae debaxo la carpa que tan moderna y previsoramente ta colocada nel “Cantu”, que ye’l prau de la fiesta.
Vermú y procesión de la nuesa señora; la nuesa, la suya, la d’elles, la de todes. Puya’l ramu y fabes. ¿Tamos todes? ¿Tenemos el tique tol mundu? Fabes, ensalada y arroz con llechi, ¿dalguien da más por menos?



De tarde y ente’l sopor y la repunancia d’una bona fartura fabes, les neñes y los neños xueguen al pañuelu y a la silla (ye esti un bon momentu pa reconoce-yos la importancia, de quien ensín remuneración nenguna, vense someties a tan ingrata tarea, polo menos pa esti que suscribe).
Les mas pequenes pásenlo bien y son protagonistes de les fiestes durante un momentu, el xustu pa que baxe un puquiñin la fartura y mos de tiempu a doblar el chupiteo de les que durante otru momentu van sentise pequenes. Llega la hora de los partios: muyeres per un llau y homes per otru, equí nun se xunten, nun conozo sitiu nel que se xunten; y mira que son modernes equí en Remediu…, solteres contra casaes y casaos contra solteros ¿imaxinais lo que podria ser un partiu de casaes contra casaos? ¿Y un conbinau de solter@s contra casa@s? Ehí queda la idega, que nos nun somos del pueblu.



Cuando la tarde languidez, renacen les hores, la orquesta afina los sos instrumentos y todes tamos ya dispuestes a dalo too. Foi un dia llargu y espérase una nueche acordies colo antecedio.



Solo son dos les mañanes que llevamos equí y pa dalgunes pónensenos cuesta p’arriba, que suerte de quimicefa.



Entos que ¿vamos tomar el vermú?
Tamos nel día del bollu, qu’en Remediu significa merendar en prau toles socies de l’asociación de vecines y allegaes, too condimentao con bollu preñau de chorizu y panceta y botella vino o sidra, lo qu’apeteza.
Pero nun mos adelantemos, que nos tamos entá nel vermú ¿o más bien tendríemos que decir vermú/xinta/merienda?
La verdá, ye que tamos un poco soles nesti prau, nun sabemos si pola presencia de les mesmes camisetes qu’el día anteriór o por esos güeyos que a tres díes de fiesta van diciendo ¿bailes?



Como nun podía ser d’otra forma, la nueche gárranos traballando alrodiu de les meses qu’acondicionamos coles viandes más esquisites de tola redolada: tortiella, empanaes, bollos preñaos, pitu empanau, embutiu variao… y claro tá, too regao cola que dicen meyor sidra de la comarca la sidra, ehí somos naide.
Lo que queda de les fastuoses fiestes d’El Remediu, ye imaxinable, a naide voi cuntar nada nuevo: dos orquestes amenizando’l bailongo, exaltación de l’amistá, l’asturies de Victor Manuel y espantada cabera por posibilidá de ser nos pa desmontar el tenderete.
Grandes les fiestes d’El Remediu, qu’esperemos, l’añu qu’entra, vuelvan cellebrase. 



lunes, 12 de agosto de 2013

The Pig (o la teoría infantil de que toles adultes somos dibuxos animaos)

Acuérdome como si hubiese sio aller; y ya pasó de los tres años: ya veras, dicien, va camudate la vida entera, ye más, tú mesmu vas camudar que nun te vas ni a reconocer. 
Tenien razón. Y nunca pensé que la tresformación fuese tan radical.



jueves, 1 de agosto de 2013

La caló

Llevántase agostu con gana de poneme la cabeza lloca. Pa mi, que vamos necesitando unes vacaciones.