jueves, 26 de diciembre de 2013

Solysombra

Día bien guapu nel entornu la peña'l vientu y la rapaina.



domingo, 22 de diciembre de 2013

Fun Fun Fun

Tan venga pasame imáxenes del gordote Nicolás pela cabeza. Ta sentau nun butacón d'oreyes con tola pachorra de vieyu encaneciu cuntando-yos dalgo a unos neños y a unes neñes; imaxinais? Que si fuisteis buenes, que si obedecisteis a papa y a mama, que si estudiasteis, que si, que si, que si..., que pesau el tío castrón. 
Pues eso, por alguna extraña razón que nun termino d'atalantar, veolu ehí, sentau delantre d'una chimenea metanes fuera ta nevando; bucólico que te cagas; y ta cuntando-yos un cuentu. Non un cuentu cuentu, si non un cuentu del palu "La Cenicienta" "Cuentu de Navidá" "Capiellin Colorau", yo que se. 
¿"Hansel y Gretel"?



jueves, 5 de diciembre de 2013

“Bereitschaftspotential”

Nos años setenta, Benjamín Libet, reconociu neurólogu del departamentu de fisioloxía na Universidá de California, fizo una serie d’experimentos col enfotu de determinar cuáles yeren los estímulos mínimamente necesarios p’algamar una sensación consciente nuna persona. Sicasi, un resultau inesperau d’estos esperimentos, determinaba que yera necesario esperar 500 milisegundos, enantes de que los estímulos aplicaos a les persones de la preba, tuvieren diches sensaciones. 
 Nun entamu, nun parez haber na raro nesti fechu, porque a la mayoría de nós, resúltanos natural pensar qu’hai una rellación causal ente los estímulos que recibimos y les sensaciones qu’esperimentamos. Anque, quienquiera que tenga un puquiñin d’esperiencia nel tenis de mesa, sabe bien qu’una rempuesta fecha medio segundo tarde, bien puede ser la diferencia ente la victoria y la derrota. 
Ya tá ¿Cómo qué ya tá?