viernes, 25 de abril de 2014

Suañando branos

Cola dulda atormentada de les bilordieres punxímonos a imaxinar. 
Unes decíen que si habría cayío del cielu, qu’insensates. 
Otres, más serenes y bucóliques, que si lu habría echao la mar. 
El casu ye, qu’ellí taba aquel neñu, como apigazando neses hores de calorín ivernal metanes la salitre-y salpicaba los baxos de los pantalones; metanes, imaxinábamos otres, suañaba esnalar dientro d’algún avión que lu echase al llau de dalgún mar llonxanu; polo menos, en dalguna sablera más cómoda que na que taba.
Y si, taba vivu.


No hay comentarios:

Publicar un comentario