jueves, 26 de junio de 2014

Vuelta la burra a la cebada

Dicen los cascoxos albinos, con esa sorna que los carauteriza, aquello de: "les banderes de mió casa son la ropa tendio". Lo que nun nos dicen estos babas, ye qu'ellos pueden escoyer el llugar onde quieren vivir; por qu’en cuestión d'espacios habitables, nun debería haber naide que nos obligase a vivir colo que nun queremos, aunque lo que decidamos, tamien seya inhabitable. 
Insisten los cascoxos albinos, repetitivos y cansinos, "les banderes de mió casa son la ropa tendio" y dícenlo cola bocona grande, recreándose nesa afirmación cola sabiduria que dá'l dir despaciu pela vida; lo que nun dicen estos limiagos pudorosos, insisto yo, ye qu'ellos tienen el “democráticu” poder de decidir…, aunque lo faigan despacio, ensin priesa.




miércoles, 18 de junio de 2014

Espinama, un pueblu cántabru que ta ehí pa Liebana

Tamos siempre intentando estremanos de los demás, cuando lo que más nos xunta ye no que nos parecemos. 
“El pueblu miu ye lo mas guapo; pues anda qu’el miu…; nel mio pueblu hai…, nel miu siempre tuvimos…; yo pol pueblu de mió mato, pues yo pol de mió remato. Puxa´l mi pueblu. Puxa’l mi pueblu”



¿Sabéis que canción ye la que más-yos presta a los cascoxos albinos? Una que diz: “les banderes de mió casa ye la ropa tendío; en mió casa les banderes son los páxaros ensín amu y una neña que salta del bus a l’acera. En mió casa les banderes son de tolos colores, son l’amor y la lluvia en nueches de lluna llunera. En mió casa les banderes tan fechas d’aigua puro; son los trasgos del parque que rexistren la basoria. Les banderes de mió casa son la ropa tendío.

Acompáñote un cachu amigu nel to camín, nesti cruce déxote y marcho, voy campu a traviés poles tos tierres: unes fértiles, otres mal regades.”

jueves, 5 de junio de 2014

Madre solo hai una y a ti… ¿atoparete na cai?

Tábemos a la puerta la disco y sabíemos que nun dívemos llegar más p'alla - ya veras, tolo que se salga de lo qu'elles consideren apropiao, nun pasa -; quedámonos a la puerta; llevávemos calcetinos blancos.
Agora, que ya nun solemos usar calcetinos blancos, que tomamos conciencia y que camudamos la disco por un ociu más... "independiente", volvemos quedar na cai; ye inapropiao calzar madreñes.