jueves, 5 de junio de 2014

Madre solo hai una y a ti… ¿atoparete na cai?

Tábemos a la puerta la disco y sabíemos que nun dívemos llegar más p'alla - ya veras, tolo que se salga de lo qu'elles consideren apropiao, nun pasa -; quedámonos a la puerta; llevávemos calcetinos blancos.
Agora, que ya nun solemos usar calcetinos blancos, que tomamos conciencia y que camudamos la disco por un ociu más... "independiente", volvemos quedar na cai; ye inapropiao calzar madreñes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario