sábado, 12 de julio de 2014

Nun tas solu, dalguien t'ama na ciudá

Ente rollos bucólicos al estilu "les ganes tan reñies cola sensatez y hasta que nun te metes en faena, nun pescancies que lo qu'habíes planeao, igual te vién un poco grande, que quies, son les coses de la "madurez"; menos mal qu’el fechu onanista de disfrutar en solitariu del monte, fae que dea igual onde parar, pesllar los güeyos y suañar”. Y descripciones someres, so caminos, collades, picos, cordales, ivernales y mayaes, que por supuestu llevaría un trabayu inmensu de documentación; quédome con decir, que la primera idega foi esta



Y la realidá esta otra (marcada pola llinia verde; el circulu indica caos, errores de percepción, calor, sede y piedres todes iguales)



Ente medies, too esto

 
P.D.: Si nun probasteis a perdevos pol monte varios díes soles, ya tais tardando y si ya lo tenéis fecho, tardáis en repetilo.
 Pa una meyor comprensión de les imáxenes, decir que ye parte de lo disfrutao durante tres nueches y tres díes que pasó esta sacabera polos "alpes tuizos", con imáxenes del entornu que-y rodeaba, de dos de los llugares onde paso la nueche y detalles varios que-y llamaron l'atención; como la semeya cabera, que tien que ver col afán con que delles persones s'afanen n'insistir na so afición (correr pol monte) aunque nun se vea tres caballo d'un burru.

4 comentarios:

  1. Qué lugares, Dani! Pues si que debe ser todo una experiencia perderse sola en el monte, pero no te voy a negar que no me lo planteo como hecho consumado. Mis pérdidas son constantes, eso si, me pierdo cada día, conmigo misma, con los otros...luego me encuentro, aunque nunca vuelve la misma. Supongo que lo mismo pasará cuando se pierde uno en el monte, volvió alguna vez el mismo Dani? :)

    ResponderEliminar
  2. Hace dos semanas me perdí en el monte sola, mira que si antes hablo de ello... pasé miedo, me encontré. No volvió la misma, una vez más.

    ResponderEliminar
  3. Algo cambia siempre, hasta el miedo. Pero a que mola.

    ResponderEliminar