jueves, 29 de octubre de 2015

De cuando León Felipe ranció de Paco Ibañez

Así es mi vida piedra, como tú; que no has servido para ser ni piedra.


lunes, 17 de agosto de 2015

Amanez, que nun ye poco

Un cambiu de perspectiva, un corte de pelo;
mas chillones los colores y un recuerdu siempre vivu.
Nun ye malo parar, lo malo ye quedase quieta.



miércoles, 29 de julio de 2015

Autorretratu desganau

Ún llega a cansar de too;
tamién de pensar.



martes, 2 de junio de 2015

Pérdides vs perdides

...

Solo soi capaz d’atopar una pallabra pa describir tantu estragu emocional: DESOLACIÓN.


miércoles, 20 de mayo de 2015

Llevántase'l "democráticu" aire

Por fin podemos mirar al firmamentu y sonreir.
Depués de tantu tiempu de cielu buxu y quietú, ábrese un claru; y claro, nun ye plan dexalo pasar.




martes, 21 de abril de 2015

La terminal

¿Pa onde vas?
Nun se, ¿importa?
A ti igual non, pero si me prestase'l destín igual taria d'acuerdu n'acompañate.
Probablemente si supiese esi destín querría dir solu, nun pienses mal, nun me desagrada la to compañia, pero nun m'apetez la responsabilidá de ponenos d'acuerdu en llevar el mesmu pasu, taria mas tranquilu solu.
Un poco aburrido ¿non?
Aburrimientu ye una sensación que se tien en compañia, en soledá l'aburrimientu ye…; bono, nun se que ye l’aburrimientu tando solu.
Marches entos.
Si.
Y nun sabes pa onde.
Nun m'importa.
Val, disfrútalo.
Toi faciéndolo.



lunes, 30 de marzo de 2015

Primavera Lusa

“Cuando llegue la primavera,
si ya he muerto,
florecerán las flores de la misma manera.
Y los árboles no serán menos verdes que la primavera pasada.
La realidad no me necesita.
Siento una enorme alegría
Al pensar que mi muerte no tiene ninguna importancia.
Si supiese que iba a morirme mañana,
Y la primavera iba a llegar pasado mañana,
Me moriria contento, porque ella llegaría pasado mañana.”
                                                                                   Fernando Antonio Nogueira Pessoa




miércoles, 4 de marzo de 2015

Mitos y lleendes

Hola... ¿Hola?
¡Perséfone!, soi papa…
¿Qué tal? ¿Cómo va too?...... Sí, sí, nos bien...; los achaques normales pero... Non, nun pasa na...; si, to madre bien tamien. Ehí tá, esperando pa vete...
Oye..., si…, esto que te digo, ¿cuando tenieis pensao venir esti añu?..... ¿Nun lo podéis adelantar?....
¡¡¡¿Como que nun quies?!!!
Perséfone por favor...; nun vengas otra vuelta con que nel avernu tase meyor que nel Olimpu... Tas enfotá en que-y de un ataque a to madre ¿non?...
Pásame con Hades por favor...
Cariño entiéndelo, ¿nun ves que ya vamos sobraes d'agua y frio? ¿Qué t'apuntu de salimos mofu en vede pelo?...
Perséfone amor mio; que soi Zeus, dios de dioses; ya…
¡¡¡Pues Deméter ye to madre y merez un respetu!!! nun-y ties consideración...
¿Esi que lladra que ye cancerveru? ¿Debe tar inmensu non? Bono..., sí...; di-y a Hades que nos llame porfa, a ver si el ye capaz de convencete…
Si amor..., yo tamien te quiero... Adiós, adiós.




jueves, 26 de febrero de 2015

De triforios y querubines

La catedral habíase quedao vacía conmigo dientru (nengún interés na pasión mística, nin l’afanar cepillos, nin profanar na profanable; mera curiosidá. Taba trabayando y decidí ralentizalo too pa quedame solu y tranquilu; gústenme los espacios grandes, solitarios y en penumbra; digo yo, qué peores obsesiones tendrán otres ¿non?). 
Nun momentu dau, decido subir al triforiu, que nun sé que ye, pero mola'l nome y tien bones vistes. Subo per una escalera... ¿"angosta" pué decise nesti casu? Pindia fixo. 
Voi ganando altor escalón a escalón cuando, nun momentu d'esos de parar pa garrar aire siento les voces; más suxurios qu'otra cosa, tamién siento rises. ¿Taba solu non? 
Si ye que hai dalguien y me ve equí… La escusa téngola, toi trabayando y amen. Pero si nun ye’l casu, si ye verdá que toi solu... 
Entamo a poneme nerviosu, como pa non. Son voces como de neños, neñes; criatures a la postre. Y nun entiendo que ye lo que dicen. Vienen del retablu nel que toi trabayando y que sé que tengo al otru llau de la paré. Sigo subiendo. Sele. 
Cuando ya toi a puntu salir al dichosu triforiu, abellúgome nun requexu pa escucar pal retablu. Agora solo rises y como si lloviese, como si hubiese goteres un día de tormentona. Nun noto movimientu, solo voces: 
“Mira, mira, la mía llega mas lloñe”. 
"¡Qué dices! Pero si la mía casi llega a l'altar mayor; ye mas, de tantu punxu que fice, escapóseme un peu”. 
Agora solo siento un coru rises. 
Muévome intentando sacar la cabeza pente la celosía de la balaustrada pero... ¡ATCHIS!… Nun cuntaba cola capa polvo acumulada. 
Como ta claro que ya toi delatau, salgo del escondite decidíu a ver qué ye lo qu'ellÍ pasa. Solu. Toi solu, eso ta claro ¿non? Ellí nun hai naide, el retablu ta vaciu, como'l restu la catedral. Nun entiendo entós. L'único que veo, son el grupu de querubines que corona'l retablu. Miro pa un llau y na; miro pa otru y na tampoco, nun veo a naide. 
El sustu llévolu cuando miro pal suelu y veo'l charcu. Un charcu grande y amarillentu que tengo claro que yo nun dexé. Nun pué ser. 
Ala, ya ta, ye hora de marchar, tantu trabayu nun me sienta na bien.




miércoles, 28 de enero de 2015

Capítulu 24

Aquelles marques na herba, al altor del quilómetru tres d’aquella sinuosa y encolerizada carretera de mierda onde casi me mato, lleren el frutu y resultau d’una vileza nauseabunda, d’una malicia desgarradora, d’un crimen horripilante, al que tenía que da-y solución.
Y nesti puntu, ehí taba yo, pitu tres pitu esperando frente a aquella casa azul a que todo s’esclariase; porque si una cosa tenía clara, ye qu’ellí, dientro d’aquelles cuatro parés, taba la rempuesta a tan gran bellaquería.

Continuara.




miércoles, 21 de enero de 2015

La pérdida reiterada

Tremendu ataque de civismu. 
Creyó habelu visto y perdió’l culu pedaleando pela acera, pente la xente que se mosqueaba; casi atropellando a una vieya que lu insultó y amenazó col callau. Y too, pa terminar ellí, plantificau naquel semáforu cansín mientres lu dexaba marchar otra vuelta; ensin siquiera llamalu, ensin siquiera deci-y hola. La primera vegada que lu perdió rompió-y el corazón. Nun habría una segunda. 
En cuantes qu’abriese’l semáforu seguiria’l so camín; eso sí, pedaleando pente los coches, que les peatones nun tenien porque sufrir la so pérdida, por mui reiterada qu’esta fuese.




miércoles, 7 de enero de 2015

Acordandonos de Martin Luther King

Anueche tuve un suañu…; como llera. 
Nun m’acuerdo bien porque les vecines nun facien mas que meter bulla y poner la música’l altu la lleva, menos mal que tengo buen durmir. Pero del suañu…; nun se que d’un país qu’esnalaba y unes ex esclaves que se sentaven a xintar coles ex ames y unos fios negros que tenien que dir a un xuiciu o…, yo que sé, ¿nun te digo que les vecines facien munchu ruiu?